lunes, 23 de diciembre de 2013

lo sabemos

Se acaba el año, o nos dicen que se acaba, la Puerta del Sol lo dice, un hombre que pide en el metro lo dice, por favor, es navidad, el villancico del hilo musical lo dice. ¿Y qué vamos a hacer con esta navidad? En los blogs aparecen los hits del año, en los suplementos culturales los mejores libros, la gente destaca sus momentos importantes, ¿qué ha ocurrido en 2013 que merezca la pena recordar? ¿Qué grandes películas hemos visto? ¿Qué maravillosos amaneceres hemos tenido el placer de contemplar? ¿Hemos ayudado a que alguien sea un poco más feliz? ¿Hemos contribuido con nuestro cuerpo al placer de los demás? ¿A quién hemos invitado a casa? ¿A quién hemos llamado por teléfono para saber cómo le van las cosas? Hemos estrechado manos, hemos abrazado, hemos besado, hemos sonreído, hemos echado la siesta en el sofá, hemos bailado desnudos en el salón, hemos tocado las ramas de algunos árboles, el yeso de algunas paredes, el flujo vaginal de algunas chicas. ¿Podemos mirarnos al espejo y sentirnos orgullosos? ¿Es esta la vida que queremos llevar? ¿Qué vamos a hacer para que 2014 sea mejor? ¿Vamos a hacer algo de verdad? 

Vosotros no lo sé. 

Yo, desde luego, SÍ.

5 comentarios:

Irene Adler dijo...

Puedes restregar el flujo vaginal de una chica por el yeso de alguna pared.
Feliz Navidad.

Danilo T. Brown dijo...

jajajjajajaja
sí, aunque prefiero mantener limpia la ciudad :)

Irene Adler dijo...

Antes en el baño he tenido un pensamiento macabro. He pensado en que el prospecto del frenadol decía que sí mezclabas el medicamento con alcohol u otros depresores del sistema nervioso central (y el hachís tiene que ser un depresor de esos), podía generar un estado de somnolencia. A vendrá en unas horas. Me he imaginado que me quedaba frita en el sofá por el cóctel y que él creía que me había suicidado y entraba en pánico. Luego he llegado a la conclusión de que esta noche sería perfecta para el suicidio. Sola en casa, sin nadie que viniera hasta el año que viene. No vivir ni un segundo del 2014.
Tengo sentido dramático.
No soy suicida, no te preocupes.

Juan José Tejero dijo...

Te leo y pienso sinceramente que estoy ante un gran escritor, aparentemente superficial y un poco capullo a veces, como yo, en esto último igual que yo. Tengo casi todos tus libros y cuando los releo me entran muchas ganas de eso que decía Holden Cauldfield, lo de querer hacerse amigo del autor y llamarle un día por teléfono y preguntarle qué tal, amigo, cómo te va. Pero por favor, estos comentarios... a ver si quedáis ya para follar y dejáis de comentar estas gilipolleces. Y sigue escribiendo, por favor, aunque nunca seamos amigos.

Danilo T. Brown dijo...

Te busqué en Facebook para ser tu amigo pero no te vi :(