miércoles, 3 de noviembre de 2010

MBA

El color azul se puso en pié delante de mí
___
_______________Carlos Edmundo de Ory


La vida sin dejar de señalar,
la vida sin memoria,
pero claro niño no señales
y ya desde niño te quitan el asombro,
el caramelo, el barco pirata de Playmobil
mamá mira, niño no señales,
te cortan el asombro,
la bicicleta roja, el dedo tieso,
el brazo estirado hacia delante,
mamá mira, niño no señales,
los ojos como platos, la boca abierta,
te paras de repente en medio de la vida,
mamá, mamá mira y mamá nada, que no
y papá que amenaza con soltarte una hostia como no te calles
y entonces te disculpas, pides perdón,
perdón por el dedo estirado y el brazo y los ojos como platos,
pides perdón por el color azul,
no volverá a ocurrir, papá, mamá,
no volverá a ocurrir, voy a portarme bien,
me cepillaré los dientes, seré bueno,
seré abogado, seré economista,
una silla nunca dejará de ser una silla,
la canción que escuchas 20 veces seguidas
deja de ser una canción para ser un manojo de llaves.

Mamá mira,
voy a estudiar un Master en Administración de Empresas.

2 comentarios:

bkbono.com dijo...

un poema perfecto
para ser leído
en público

qué bien que sigas señalando
con el dedo

Odal Orto dijo...

Echo de menos la alusión a que, a pesar de todo, sigues señalando, o, como hace J.A Goytisolo en su poema "No sirves para nada", ahora seas tú quien repita a tu hijo que no señale.

...De tristeza en tristeza
caí por los peldaños
de la vida. Y un día
la muchacha que amo
me dijo –y era alegre–
no sirves para nada.
Ahora vivo con ella
voy limpio y bien peinado.
Tenemos una niña
a la que siempre digo
–también con alegría–, hija mía
no sirves para nada.